¡Haz como las semillas!

¡Haz como las semillas!

¡Haz como la semilla!

Y solo 24 horas después estas bebés germinan ¡Una belleza! A mí me da tan ilusión ver este proceso, todo tiene vida y avanza en las condiciones adecuadas. Sé como las semillas

 

Así ocurre con todo en tu vida, tienes un proyecto, una idea pues haz que germine, pero ésto no sucederá sólo porque lo deseas, debes trabajar en ello.

Así como las semillas necesitan un ambiente adecuado para germinar más rápido, así tus ideas y proyectos también.  Prepárate, estudia, se optimista, ten paciencia, pide ayuda, pero con cuidado, pues puedes acudir sin darte cuenta al mata sueño profesional y buscará desilusionarte. En realidad tu intuición siempre te guiara mejor que cualquier opinión externa, escúchala o mejor dicho, escucha a tu corazón.

Emprende, haz crecer tu idea porque siempre vale la pena. Si logras tu objetivo y seguro que será así, habrás alcanzado tu meta, si no lo logras no lo tomes como un fracaso absoluto pues nunca se fracasa ya que de esa experiencia obtienes aprendizaje, creces y puedes volverlo a intentar.  Lánzate, no hay nada que perder.

Sé como la semilla, ella no tiene miedo o piensa si germinara o no, sólo lo hace porque está en su naturaleza hacerlo, necesita las condiciones adecuadas y siempre, siempre las tendrás y si se fijan no tiene ni que salir a buscarlas porque todo lo que necesita está en ella, dentro de ella misma.

Entonces, sé como la semilla, está en tu naturaleza lograr lo que deseas, solo confía, ten fe, estas rodeado de abundancia, a veces tus angustias y preocupaciones no te permiten verlas, solo céntrate en lo que deseas obtener y lo lograrás.

Esta dentro de ti esa chispa divina que enciende la pasión y te motiva a luchar por lo que deseas obtener.

Es tu destino conseguir lo que deseas, siempre claro, éste sea en beneficio tuyo como ser humano, así como, en beneficio de los que te rodean. A veces parece que los malos, los que hacen daño triunfan, pero no es así, es solo la ilusión, no le prestes atención a falsa imagen de triunfo. Se triunfa sólo con el bien, basándote en el amor hacia ti mismo, por los demás y porque lo que deseas alcanzar.

La voluntad es muy importante, así como la fe. Te das cuenta cuando alguien se enferma de algo que medicamente se supone muy grave y complicado de superar y surge el milagro. Pero la prueba está en el enfermo que desde un principio supo sin ninguna duda que sanaría, porque tenía fe y se visualizaba ya sano, y que solo debía cumplir una etapa que estoy segura es de aprendizaje para esa persona y para todos los que lo rodean. Si se fijan bien esa persona en la mayoría de los casos logra superar su condición temporal de enfermedad. Concentro su voluntad en lograrlo.

Visualízate exitoso desde ya, porque está en tu naturaleza germinar como la semilla y triunfar.

Un Abrazo inmenso,

Wendy.